sábado, febrero 17, 2007

De cómo uno charla con uno

Puso un CD de Ella Fitzgerald, prendió un sahumerio y una vela, apagó las luces, se acostó en su cama y cerró los ojos. Cerró los ojos para mirar dentro suyo y charlar consigo durante un largo rato. Había perdido la costumbre, ya no solía dedicarse ese tiempo. No recordaba ni por dónde empezar. Pensó que hacer un racconto iba servir de íncipit. Comenzó a viajar por el tiempo y a detenerse en momentos que consideraba que podrían ser trascendentales. Luego de dilucidar algunas cuestiones, concluyó en cuán limitada es su vida, en general y en particular, por sus propias trabas mentales. Se dio cuenta de la importancia que le daba a los demás y a lo que podrían pensar y opinar de lo que hacía o decía, estaba subyugada al qué dirán y la mirada del resto realmente le condicionaba su accionar. Pensó en lo poco que ella misma se hacía valer y se cuestionó cómo fue que llegó a ese extremo. ¿Desde cuándo su opinión pesaba menos que la de un Ficus? ¿Desde cuándo se concentraba en mostrar sólo algunas actitudes y ocultar otras a fin de no quedar expuesta ante la gente? ¿Desde cuándo se calzaba el personaje y relegaba a la persona? ¿Por qué vivía tan pendiente del otro y ella se ponía en un segundo plano? ¿Por qué esperaba la aprobación del prójimo? ¿Para qué buscaba agradar?
Sólo se pudo contestar algunas preguntas y convino en que no iba a postergar semejante cuestión e iba a tratar de encontrar las respuestas amén de revertir tal situación que tanto le preocupaba últimamente y, así, poder fluir libre-mente.

11 comentarios:

Z... dijo...

buen cuestionamiento y mejor decisión. de quien sea y para quien le toque, adelante!

Psicodélica star dijo...

Me hiciste recordar al doctor Golfín de Marianela, de Pérez Galdós, y a su: "Adelante, siempre adelante"

Que así sea entonces, adelante, siempre adelante.

Carpe diem dijo...

Adelante, pase usted...

La verdad es que los hombres ceden el paso a las mujeres no sólo por caballerosidad, sino también para echarle una ojeadita a la parte trasera de la afortunada.

Sí, ya sé, no tiene demasiado que ver con el post, pasa que dejé fluir libre-mente. En fin, coincido con lo que comentó Z (que, si no fuera porque es mujer, diría que es el Zorro).

En su corzeeel, cuando zale la luna, apareze el bravo Zorroooo... ZORROOOO

Fodor Lobson dijo...

Cuántas buenas preguntas a si misma en tan poco tiempo...
sepa disculpar mi desfachatez si le sugiero a quien corresponda, que si bien es un muy buen comienzo identificar un problema de autoestima, nada mejor que un profesional para trabajar sobre eso; un poco de terapia con un buen analista puede ser tan liberador...

cerebro magnético dijo...

Un hurra por estos momentos-bisagra de la vida.

Psicodélica star dijo...

Carpe: brindemos por el fluir libre-mente siempre, zi?

Fodor: First of all, es un honor tenerlo por estos pagos. Y ahora, abocándonos al post, le agradezco la desfachatez. Desde hace rato que ella quiere empezar terapia, ocurre que, además del problema identificado, padece de indecisión y dificultad de concretar lo que se propone. Un verdadero desastre. Pero la base ssssssstá y las ganas también

Cerebrón (culebrón): hip hip hurra! hip hip hurra!

Z... dijo...

con el permiso de la dueña de casa... Carpe, puede llamarme zorra. Y no soy Guy, sino Esther (Williams, claro!)

Psicodélica star dijo...

adelante, pase usted, zorra, be my guest

¿...? dijo...

Tenía un compañero en la primaria que afirmaba que en su casa había un espejo en el que sólo te reflejabas si tomabas la distancia correcta. Claro que nadie le creía pero un día nos invitó a jugar. Como algunos lo tenían por loco rechazaron la invitación pero a mí me mataba la curiosidad y acepté.
Cuando estuve frente al espejo comprobé lo que él contaba y desde ese día fuimos dos benditos locos tratando de encontrar el lugar preciso donde debía ubicarse cada uno para hallar su reflejo.

Esto está dedicado a la memoria de mi analista que siempre decía que me voy por la tangente.


"Mon ami", haciendo uso oficial de su nuevo y temporal nick.

¿...? dijo...

Oficialmente, GRACIAS por aceptar la invitación de la madre de Rodchenko.

Psicodélica star dijo...

A la historia del espejo se le puede dar una interpretación totalmente Freudiana y hasta Borgeana. Me gustó el relato, muchas gracias, "Mon ami".

Por otra parte, ha sido un halago ser la primera invitada a participar de ukutemas.


Saludos a uste' y a la madre de Rodchenko